¿Qué clase de amor que te refieres: Eros, Philia o Agape?

Además de Eros -la atracción entre dos personas-, el escritor brasileño recuerda que los griegos conocieron también el amor como amistad y como entrega total, que se expresa en la contemplación o en el entusiasmo divino.

-¿Y qué es Philos?

-Philos es el amor en forma de amistad. Es aquello que yo siento por ti y por los demás. Cuando la llama de Eros no puede brillar más, es Philos quien mantiene juntas a las parejas.

-¿Y Agape?

-Agape es el amor total, el amor que devora a quien lo experimenta. Quien conoce y vivencia a Agape se da cuenta de que, en este mundo, nada sino amar tiene importancia. Este fue el amor que sintió Jesús por la humanidad, y fue tan grande que sacudió las estrellas y cambió el curso de la historia del hombre.

A lo largo de los milenios de la historia de la civilización -continuó-, muchas personas se sintieron invadidas por este amor que devora. Tenían tanto que dar (y el mundo les exigía tan poco) que tuvieron que buscar los desiertos y los lugares más apartados, porque el amor era tan grande que las transfiguraba. Se convirtieron en los santos ermitaños que hoy conocemos.

Para mí y para ti, que experimentamos otra forma de Agape, esta vida puede parecer dura, terrible -dijo-. Sin embargo, el amor que devora hace que todo lo demás pierda importancia: estas personas sólo viven para ser consumidas por su amor.

Pero Agape es mucho más que querer -aseveró-. Es un sentimiento que invade todo, que se cuela por todas las rendijas, y que hace que todo intento de agresión se convierta en polvo.

Existen dos formas de Agape. Una es el aislamiento, la vida dedicada a la contemplación. La otra es lo contrario: el contacto con los seres humanos, y el entusiasmo, el sentido sagrado del trabajo. Entusiasmo significa trance, arrebato, vínculo con Dios. Entusiasmo es Agape dirigido a alguna idea, a alguna cosa.

Que en ningún momento, en lo que queda de este año, durante el resto de tu vida, pierdas el entusiasmo: es una fuerza mayor, dirigida hacia la victoria final -concluyó-. No podemos dejar que se nos escape sólo porque, mes tras mes, tengamos que hacer frente a pequeñas y necesarias derrotas.

Comparte con tus amigos ...

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Finanzas Familiares Inteligentes

Conecta con Nosotros